viernes, 9 de enero de 2009

EL AÑO NUEVO DE CADA DÍA



Ahí estamos, girando continuamente en un carrusel.

El tiovivo de nuestra existencia es nuestro " locus vivendi " ignorado , y al que nos incorporamos al nacer, donde destino y libertad nos sentencian, donde poder y querer es un juego aleatorio y sembrado.

Damos vueltas contadas, sin parar ; y llamamos años a cada vuelta completa, iniciando el cómputo en un momento determinado de la rotación. Los humanos lo festejamos, y seguimos el viraje. Sin embargo, en cada punto del carrusel puede establecerse el principio y el final de la vuelta. ¿ Qué sentido esencial tiene un 31 de diciembre, si todos los días rotamos sobre una estrella y cada día constituye un giro en sí mismo y un continuar de menos ?



Aspiramos a la felicidad, esa falacia. Y en un minuto las circunstancias se alteran radicalmente, en un segundo, y en este intervalo decidimos, si cabe decisión, tomando caminos y cruzando puentes desconocidos.



Libertad y destino; querer y poder. Un ser que aspira a jugar a ser Dios y sólo somos lo que no captamos.

14 comentarios:

Angelus dijo...

Así es, todo gira como un carrusel y lo importante es mantener el equilibrio para seguir en pie y además no perder velocidad cuando se trata de conseguir metas.

Un placer leer este post.


Un abrazo literal y literario!

Morgenrot dijo...

Ángelus, encantada de que pases por esta mi modesta casa, mi blog intimista.
Para mí, una vez he " visitado " tu blog, es un honor. Creo que tengo mucho que aprender por tus lares.

El mundo... un carrusel peligroso, desconcertante e ignoto, que nos lleva a la más dura inquietud.

Saludos más que cordiales y repito, un honor...

Bowman dijo...

Es evidente que el principio y el final son meras convenciones (en algún sitio habría que ponerlas). Dado que nosotros mismos tenemos un principio y un final, nuestro pensamiento egocentrista encuentra la continuidad demasiado abstracta para el día a día. Somos incapaces de medir sin establecer una referencia.

Y entonces pienso si no será todo pura convención: felicidad, libertad, destino, dios, infinito...

¿No seremos nosotros mismos una simple convención? ¿Existimos? (espero que no me lea Descates)

Morgenrot dijo...

Mi querido e inteligente Bowman:

Sabias preguntas haces. ¿ Sabes lo que pienso algunas veces ?, pues que todo lo que conocemos por existencia, la nuestra, no es más que un sueño, que se nos escapa de las manos hasta un fin cierto. Lo único certero es es final.

Me encanta tu forma de plantearte lo abstracto.

Un beso muy fuerte, mi lindo Bowman.

Luis López-Cortés dijo...

Totalmente de acuerdo. Saludos.

Morgenrot dijo...

Luis, me alegro que entres en mi blog " desnudo", el de las interiridades, el inferior que, quizás, sea superior.

Un abrazo

Te añado en mi lista.

Natalia Pastor dijo...

Giramos y giramos, y como decia Baudealaire,"...hay un momento dado en que no eres consciente si estás al principio o al final de tu existencia misma."
Ser feliz es algo tan evanescente como una lágrima en la lluvia.
Un momento fugaz.

Morgenrot dijo...

Y tan fugaz, Natalia...tanto que la vida te cambia por completo en un segundo.

Un fuerte abrazo

Fair Lady dijo...

Querida amiga, ¿te has parado alguna vez para montarte al inverso en el tiovivo? A veces hay que tomar la iniciativa por los cuernos, no dejar que el destino se imponga a nuestra voluntad, debemos ser uno mismo quien realmente decide el destino. Sé que es muy difícil, pero no perdemos nada por intentarlo:-)

Espero que estés bien Morgenrot, te dejo un cariñoso abrazo.

Morgenrot dijo...

Querida Fair:

Creo que si monto al revés...me marearía...

Pero tú, siempre tan vital y optimista bañas a todos con estas cualidades, nos contagias y es de mucho agradecer.

Ultimamente estoy menos " escritora", pero siempre es un placer que vengas aquí.

Un beso muy, muy fuerte

Z&Z design - ChZ y Mariespe dijo...

La cosa es establecer un propio ritmo para no perder conciencia de donde empiezas y a donde quieres llegar sin perder conciencia del ritmo de los demás.

Saludos,
Mariespe

Morgenrot dijo...

Gracias mariespe por tu inteligente comentario, siempre positivo,aunque en mi caso, mientras más llevo vivido más dudas tengo incluso sobre lo que llegar a algo y la validez de ese llegar.

Un beso desde España

Fón dijo...

Qué vertigo. A veces da miedo como corre el tiempo... Creo que la libertad no es incompatible con una vocación, una llamada a hacer algo en esta vida. No creo que toda la realidad sea como algo que hemos ido aceptando siendo mentira. La verdad es complicada pero no tanto, "toda afectación es mala.." q diría D.quijote. También para descubrir la realidad.

Es evidente que hay que hacer el bien, y salir de uno mismo.. es el secreto, que no descubre nada en la teoría, pero en la práctica... el problema es que esto no está de moda, la egolatría es la moda... I, me, mine... I me mine...

Morgenrot dijo...

Estimado Fón:

Ese " I, me, mine, I , me , mine..." de G.Harrison, tan antiguo y nunca pasado, me ha emocionado.

Y la realidad si es compleja, tanto que no la entendemos...

Saludos